Comunismo o Libertad

Talavera de la Reina, Toledo-España.

“Las palabras entonces no sirven…son palabras”…

Sin embargo su semántica nos persigue sujeta siempre a interesadas interpretaciones y nos llevan y nos traen por la delgada línea que separa la mentira de la verdad confundiéndonos o reafirmándonos en la idea que de ellas tenemos y de su significado. Ya nos lo decía Campoamor: “En este mundo traidor nada es verdad ni mentira, todo es según el color/ del cristal con que se mira”.

Pongamos por caso la palabra “libertad”; todos tenemos una idea más o menos de lo que esta palabra significa y de lo que significa su falta o su pérdida. Para nosotros, jóvenes de los años sesenta y setenta que habíamos nacido en plena dictadura, la libertad era algo a conquistar sobre todo para aquellos que tomaban conciencia de una realidad que sancionaba con dureza todo aquello que se saliera del orden establecido.

Claro que también los había que asentados en su cómoda ignorancia no la echaban de menos o sencillamente la compraban; de todo hubo.

Comprendimos entonces que libertad era cambiar el mundo, darle la vuelta. Como decía la canción: cuándo quiera el dios del cielo que la tortilla se vuelva, que los pobres coman pan y los ricos mierda, mierda. Porque libertad era salir de la dictadura pero también de la esclavitud y prostitución del trabajo, de la explotación y del abuso de poder.

Las canciones fueron entonces un revulsivo y un aglutinante en la lucha por el único concepto posible de libertad; un bálsamo para conjurar el miedo cuando todavía resonaban en el aire los ecos de los disparos a bocajarro. Aquellas luchas dejaron muchas vidas por el camino de gentes que de haber vivido, hoy serían insultados, perseguidos por las hordas mediáticas y tendrían que ver cómo se prostituye sin empacho aquel sagrado concepto por el que dieron la vida.

Cayó el muro de Berlín pero no acabó la guerra fría; seguimos señalando a los buenos y a los malos; cayeron los regímenes mal llamados comunistas pero el estigma perseguirá siempre a todo aquel que pretenda un mundo diferente.

Y acabo con unos pocos versos de la canción de Angel Parra:

“Me gusta la democracia

porque permite apreciar

el arrollador avance

del que tiene libertad

para exprimir a unos cuantos

y aumentar su capital

 

Y claro está que hoy la elección (para los madrileños) no tiene duda: Comunismo o libertad… o sí.

Cantaba Paco Ibañez los versos de Alberti:

“las palabras entonces no sirven…son palabras”

Compartir en:

1 thought on “Comunismo o Libertad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.