El poder de un “follow”

Villahermosa, Mexico.

En esta era digital cada vez es más notorio el poder que tienen las redes sociales en nuestras vidas. Y es que ya no podemos pasar un día sin ver nuestros perfiles de Facebook, Twitter, Instagram o TikTok; esto solo por mencionar las redes más conocidas. Aunque con estas es más que suficiente para llevarnos horas y horas haciendo scrolling viendo contenido nuevo en tan solo segundos. Y es ahí donde surge la pregunta: ¿a qué clase de contenido le dedicas tiempo?

Un follow puede decir mucho sobre la clase de persona que somos, ya que la mayor parte del tiempo seguimos a creadores en base a nuestros intereses. Esto nos lleva a rodearnos de contenido que llega a tener una gran influencia en nosotros, incluso aunque digamos que no, es inevitable.

El contenido que vemos y al que le invertimos tiempo puede afectar nuestros gustos conducta, humor e incluso nuestras tendencias como consumidores. Las redes sociales son el nuevo lugar para comunicarnos, entretenernos, compartir nuestro día a día e incluso se han convertido en una fuente de trabajo para muchos. Pero a veces llegamos a estar tan inmersos en este nuevo estilo de vida que olvidamos que nuestro follow tiene poder. Al final del día somos nosotros los que elegimos a quien darle una voz y quien ejerce influencia en nuestras vidas, por lo que es importante que seamos más selectivos al momento de elegir a quien seguir.

Si bien el contenido de entretenimiento es necesario y predominante en estas plataformas, también podemos seguir a creadores que nos aporten conocimiento sobre nuestros temas de interés o que incluso nos ayuden a mejorar nuestros hábitos y/o estilo de vida. Ya que las redes sociales también nos brindan un elemento educativo en donde podemos encontrar consejos e información útil si seguimos a las personas correctas.

Parece exageración pero como consumidores de contenido tenemos poder al elegir a los creadores a los que le brindamos nuestra atención pues estamos contribuyendo al crecimiento de su marca. Y así como hay contenido de valor, también nos topamos con contenido que no tiene un efecto positivo en nuestra persona. Así que es valido que dejes de consumir aquello que no te aporta. La gente cambia y el contenido que ayer nos parecía relevante tal vez no lo sea hoy.

Recordemos que no existe un manual para el uso de estas plataformas y a la fecha seguimos evolucionando y aprendiendo de todo lo que nos pueden ofrecer. Pero si algo es seguro, es que todo depende del uso que tú decidas darles. Y para sacarles el mayor provecho es necesario que también pongamos de nuestra parte en la forma en la que seccionamos nuestros intereses, los algoritmos se encargan del resto.

El contenido que consumimos de las redes sociales no cuesta nada, pero el tiempo que invertimos en estas si que pasa factura, así que elige bien en que contenido lo inviertes. Un follow puede marcar la diferencia.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.