Rodéate de diversidad

La Rioja. España. Ahora que somos más tecnológicos que nunca antes en la historia conviene tener presente un peligro que esconde la tecnología actual.

El cúmulo de algoritmos y redes neuronales que están presentes en internet trabajan afanosamente para estudiar tus gustos y preferencias de modo que después te llegue, tan solo, aquel contenido acorde a tus gustos y preferencias. Esto que a bote pronto parece estar genial, ya que evita que te llegue publicidad de algo que no te interesa, tiene el gran inconveniente de meternos en una burbuja que con el paso del tiempo puede convertirse en “nuestra realidad”.

Ya te habrás dado cuenta de este hecho al observar que te persiguen anuncios relacionados con aquellos temas sobre los que has buscado información. Además, la publicidad que te aparece a ti en internet es muy diferente de la que le aparece a tu pareja, a tus hijos o a tus amigos. Lo mismo sucede con las secciones de recomendaciones en las distintas redes sociales, no nos recomiendan a todos los mismos vídeos de youtube.

Si tenemos en cuenta la cantidad de horas diarias que pasamos conectados a red y el poco tiempo que pasamos conectados con persona offline es fácil entender por qué cada vez las personas se radicalizan más deprisa.

Para cuando te das cuenta estos algoritmos ya han creado el efecto bola de nieve donde cada vez te conocen mejor y cada vez te muestran más y más de aquellas opiniones e ideologías con las que simpatizas. Esto hace que apenas te lleguen otros puntos de vista, cayendo de este modo en el sesgo de confirmación, radicalizando más y más tu forma de pensar y distorsionando por completo la realidad.

Por eso es imprescindible rodearte de diversidad. Diversidad de personas, de opiniones y de cualquier cosa que pueda contribuir a tu enriquecimiento personal y a una mejor comprensión de la realidad.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.