SEGURO QUE NO PODRAS HACERLO!!, La conciencia de la abundancia desde la infancia

Madrid, España.

Cuando escuchas la palabra abundancia, ¿cuál es la primera cosa que te viene la cabeza?

¿Dinero? ¿Éxito? ¿Propiedades?

¿Y qué tiene que ver todo eso con la infancia y los niños?

Déjame intentar explicarte algunas cosas muy simples de mi experiencia personal; creo que podrás llevarlas a tu terreno de adulto.

Pero antes de todo vamos a entender qué quiere decir la palabra abundancia.

La palabra abundancia proviene del latín abundancia y se refiere a una gran cantidad de algo. La palabra «algo», al ser un pronombre indefinido, incluye el espectro completo de cosas por las que se puede ser abundante. Por ejemplo, imagínate sentir tanto éxito que nadas en la abundancia.

¨Una gran cantidad de algo¨

En mi día a día soy profesora desde hace maás de 20 años. Trabajo con la etapa más pura y delicada, niños de 3 a 6 años.

Una vez por semana encendemos juntos las velas de shabat (tradición judía) y siempre cuento a mis ¨pequeños¨ alumnos que tenemos que agradecer antes de nada lo que tenemos en esta vida (comida, ropa, familia, casa, amor….) y después pido a cada niño que piense qué le gustaría pedir, que no tiene que ver con material o dinero. Simplemente desear a los demás.

Al principio nos costó mucho este entrenamiento, esta propuesta. No es nada fácil agradecer y desear no solo a mí, sino también a los demás. Pero poco a poco, con la práctica, he notado un cambio emocionante. Son capaces de decir cosas muy bonitas.

Esta es un ejemplo de abundancia: agradecer y decir gracias son palabras mágicas en nuestra vida.

Otro ejemplo muy importante de que si crecemos con ello, nos puede destrozar o construirnos como personas para toda la vida.

¡El poder de las palabras!

¿Cuántas veces has escuchado en tu infancia  o has llegado a sentir y a creer en ellas….?

¡No es para ti!…

¡No vas a poder hacerlo!…

¡Es demasiado difícil!…

¡Cuántas veces lo has intentado y todavía no te sale bien!…

¡Mejor déjalo!…

Y seguro que puedo seguir y escribir muchas más palabras…..

Las personas siempre opinan en todo, tenga o no que ver con ellas.

Imaginaos cuántos de nosotros hemos crecido con estas frases en la cabeza; frases que influyen en nuestro crecimiento y no nos dejan volar.

La abundancia en este caso es hacia a nosotros mismos. Estos pensamientos de impotencia nos impiden fluir en la vida, nos impiden crecer; por el contrario, y llenan de miedos que nos acompañan toda nuestra vida. Y muchos de vosotros reflejarían estos miedos a los demás y sus entornos de trabajo, en casa con sus hijos o con sus amigos.

Reflejar y vivir en abundancia de positivismo, confianza en ti mismo, amor hacia ti y hacia los demás te ayudara a vivir en paz contigo y con tu entorno.

Y sí, también funciona con el dinero y los negocios. Si lo crees de verdad, traerás tu abundancia.

Piensa qué fuerza tenemos a través de nuestros pensamientos y las palabras.

Educar en y para la abundancia del amor…

…De la gracias.

…Del éxito.

…Del positivismo.

¡Qué maravillas podemos llegar a crear nosotros mismos para nuestra vida y la vida que nos rodea!.

Te invito a practicar la abundancia en tu vida, yo ya lo hago.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.