TODO LO QUE TE PASE SERÁ UTILIZADO A TU FAVOR

La Rioja, España.

Hay muchas formas de vivir, tantas como personas en el mundo, y ya somos unos cuantos (casi 8.000 millones). Sin embargo, no todas las maneras de vivir parecen otorgar al individuo el mismo bienestar.

Los hay que viven en la queja y desde su rol de víctima tan solo echan balones fuera. Al gobierno, a su familia, a su país, a sus amigos, a su pareja… De alguna forma es como si creyesen que todo conspira en su contra. Razón por la cual no levantan cabeza y viven en la más absoluta mediocridad. El mundo es injusto y por ello nadie reconoce sus dones y talentos. No se ven como parte del problema por lo que tampoco pueden ser parte de la solución. Regalan su poder y después se quejan de que tienen las manos atadas. Bueno, en realidad se quejan de todo.

También están los que viven en la acción-reacción. A este grupo no solo le pasan cosas malas, también les ocurren cosas buenas y en base a ello actúan y toman acción. No se cuestionan, como sería su vida si… No. Simplemente la suerte a veces juega a su favor y otras en su contra, ellos solo pueden actuar en consecuencia y esperar que todo suceda lo mejor posible. La vida se ve, se oye, se huele, se saborea y se toca, el resto es fantasía y no tiene nada que ver con la realidad.

Lo que te propongo es que pertenezcas al grupo que vive utilizando todo lo que les pasa a su favor. No solo no regalan su poder, sino que lo potencian. ¿Qué se queman las tostadas? ¿Qué puedo aprender de esto? ¿Qué se caen por la calle? Si esta caída fuera un mensaje ¿Qué mensaje sería? ¿Que se les tapona un oído? ¿Qué ocurre a mi alrededor que me niego a escuchar? ¿Qué se quedan sin trabajo? ¿Cómo va a ayudarme todo lo que he aprendido a encontrar un trabajo mejor? ¿Y si emprendo? ¿Qué llega una pandemia mundial? ¿Qué aprendizajes puedo obtener de esta situación que me ayuden a vivir mejor y ser más feliz?

Y así con todo lo que te pase.

¿Con todo?

Sí, con todo.

Porque no es lo que te pasa, es lo que haces con lo que te pasa lo que marca la diferencia.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.