Vivir en el medio rural sin complejos

La Rioja, España.

Desde hace décadas se viene dando un éxodo rural paulatino y constante que ha dado como resultado la llamada España Vaciada. Haciendo referencia a todas esas comarcas del país que, año tras año, pierden población. Este éxodo rural choca con la situación de las grandes ciudades cuya población no para de crecer como nunca antes en la historia.

Gran parte de este movimiento de población se justificaba con que en las ciudades había más oportunidades labores. Sin embargo, en la última década todo esto ha cambiado. Es cierto que sigue habiendo profesiones que no puedes ejercer en el medio rural, aunque quizás, si las puedas ejercer a menos de 50km de distancia. Pero la gran disrupción del mercado laboral la ha dado internet.

Ahora es más fácil que nunca antes ejercer multitud de profesiones en el medio rural a través de internet: diseñador web, formador, diseñador gráfico, abogado, asesor, asistente virtual, creador de páginas nicho, copywriter, y muchas más.

Es decir, a parte de las oportunidades que siempre han existido, y siguen existiendo, en el medio rural, ahora existen un sinfín de profesiones que puedes realizar desde cualquier lugar que tenga conexión a internet, lo que ha hecho posible que muchas personas vivan como nómadas digitales.

Sin embargo, existen otras razones, además de las propiamente laborales, que sigue contribuyendo a que los jóvenes dejen sus pueblos por la ciudad a pesar de que cada vez sea más fácil trabajar desde cualquier lugar.

Una de estas razones tiene que ver con el complejo que muchas personas tienen de vivir en un pueblo, ya que erróneamente hay quienes creen que las personas que viven en un pueblo tienen un coeficiente intelectual menor, una cultura pobre y unas costumbres de otra época.

Si bien es cierto que en el medio rural suelen conservarse ciertas tradiciones durante más tiempo, algo que ayuda a preservar nuestro patrimonio cultural, el coeficiente intelectual no varía al de un urbanita, ni necesariamente tienen una cultura más pobre. Mientras que sí suelen albergar esa sabiduría que te da el contacto constante con la naturaleza y sus ritmos.

De lo que no hay duda es de que el estilo de vida en una ciudad y en un pueblo es diferente, y es una pena ver como personas que adoran el estilo de vida rural, acaban renunciando al mismo por complejos que les llevaran a una vida incompleta.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.