¿Y después?

Talavera de la Reina, España. No resulta fácil aventurar un pronóstico sobre lo que pasará cuando esta pandemia sea controlada. ¿Seguiremos como si no hubiera pasado nada? ¿Saldremos a la calle a recuperar nuestras vidas como si hubiésemos estado de vacaciones?

Eso querría decir que no hemos entendido nada, ni antes ni ahora, porque esta crisis sanitaria no deja de ser una consecuencia y una prolongación de la crisis económica y financiera que apareció en 2008 y que resulta que había venido para quedarse.

La apuesta por el neoliberalismo ha resultado ser el último y más agresivo refugio del capital y un rotundo fracaso en cuanto que ha abierto una brecha enorme entre países y clases sociales. Si continuamos en esta senda sin movernos un ápice, será un tremendo sálvese quien pueda con efectos devastadores.

Se impone una nueva forma de ver la vida y una nueva forma de vivir; pero por ahora no se vislumbra en el horizonte cercano una fórmula realista y que nos asegure un cambio de rumbo con garantías.

Quizás peque de ingenuo y de utópico pero creo que no sería mala cosa empezar por abandonar el gasto en armamento, el consumo innecesario y el poder omnímodo que se le da al dinero.

Puede que sea ahora el momento de recuperar antiguas máximas y hacerlas realidad: “el bienestar para todos no es un sueño”.

Pero… ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Compartir en:

1 thought on “¿Y después?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.