Reconstitución del TLCAN

CDMX, México. A pesar de que México y EEUU firmaron el TLCAN, dicho instrumento no fue aprovechado para crear un verdadero bloque económico a través de una integración comercial y productiva con la concurrencia de Canadá.

Al contrario, se ha registrado una desintegración del TLCAN como bloque porque gran parte de la producción manufacturera ha salido de la región para ubicarse en Asia. Por esta circunstancia, la participación del bloque en la generación de riqueza mundial y el bienestar de sus habitantes ha disminuido grandemente.

Frente a la creciente hegemonía asiática, hay que definir una estrategia para integrarnos con América del Norte, haciendo a un lado las cándidas ideas de nuestros altísimos funcionarios de lograr la integración con todo el mundo.

El problema de México es estructural y de base pues ni siquiera se ha logrado una integración de la planta productiva nacional que nos permita acceder y posicionarnos adecuadamente en el mercado norteamericano.

Sin duda, primero hay que integrarnos internamente y, sobre todo, hacerlo con EEUU que es el mercado más grande y más apetecido del mundo, definiendo una estrategia regional que permita a la región evitar la continua degradación del bloque frente a Asia.

Lo más ridículo, por no decir otra cosa, es que ahora, nuestros altísimos funcionarios ya están negociando un TLC con Ecuador.

 

Asesor de diversos organismos empresariales, consultor en comercio exterior e inversión extranjera, y Catedrático de Comercio Internacional en la Universidad Anáhuac.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.